Covid-19: Memoria justificativa y plan de viabilidad con un informe de auditor

Ha salido publicado el Real Decreto-Ley 6/2021, de 20 de abril, que habilita a las Delegaciones de Economía y Hacienda a conceder aplazamientos y/o fraccionamientos del pago de deudas de naturaleza pública, no tributarias ni aduaneras, derivadas del reintegro y/o reembolso de ayudas o de préstamos concedidos por la Administración General del Estado, con dispensa de garantía.

Mediante su artículo único, establece los requisitos para que los obligados al pago de las deudas otorgadas en el marco de pandemia puedan solicitar el aplazamiento y/o fraccionamiento de las mismas durante los ejercicios 2021 y 2022, siempre y cuando la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 y las medidas adoptadas para controlar su propagación hayan provocado periodos de inactividad del obligado al pago, reducción en el volumen de sus ventas o interrupciones en el suministro en la cadena de valor.

Es importante destacar que las solicitudes pueden referirse tanto a deudas que se encuentren en periodo voluntario de pago, como a deudas que previamente hubieran sido aplazadas y/o fraccionadas, siempre que no se encuentren en periodo ejecutivo de pago.

Esta solicitud debe ir acompañada obligatoriamente por un plan de viabilidad o de negocio aprobado por los Administradores de la Sociedad, y debe contener las medidas que se prevean adoptar para superar las dificultades económico-financieras que impiden a la Sociedad, de forma transitoria, efectuar el pago en el plazo o en el calendario concedido, así como la evolución del negocio prevista para poder afrontar el aplazamiento y una justificación de los datos incluidos.

Aquellas solicitudes que se refieran a deudas que superen los 150.000€, o, de forma acumulada con solicitudes anteriores formuladas al amparo del RD-Ley 6/2021, superen los 250.000€, el plan de viabilidad o de negocio deberá acompañarse de un informe de auditor inscrito en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas.

Este informe de auditor deberá expresar una opinión técnica en la que se manifestará, de forma clara y precisa, si las hipótesis y previsiones utilizadas por el solicitante en la elaboración del plan son razonables atendiendo a criterios económicos y si las cifras contenidas en el mismo tienen un soporte en la información contable proporcionada.

Además, el plan de viabilidad o de negocio debe incluir unos estados financieros previsionales, compuestos por un balance de situación, una cuenta de pérdidas y ganancias y un estado de flujos de efectivo, y debe detallar las disponibilidades líquidas que se prevén generar y, de estas, cuales se prevén destinar a la devolución de las deudas aplazadas y/o fraccionadas.

El plan de negocio o viabilidad debe tener un ámbito temporal que, como mínimo, tiene que cubrir el periodo al que se extienda el calendario de pagos solicitado en el aplazamiento y/o fraccionamiento, y conjuntamente con el informe de auditor si es el caso, tendrán una validez de un año desde su emisión.

Aparte del plan de negocio o viabilidad con informe de auditor (si es el caso), la solicitud deberá ser presentada acompañada también de una memoria justificativa en la que se motive adecuadamente la dificultad de atender a las deudas de acuerdo con el vencimiento o el calendario de pagos vigente, como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19.

Se deberá justificar de forma detallada que las citadas dificultades tienen su origen en la pandemia y en las medidas adoptadas para controlar su propagación, con una explicación cualitativa y cuantitativa en términos de cómo se ha producido la afectación.

Contacta con nosotros para resolver cualquier duda o ampliar información.

Departamento Fiscal Contable