La retención en los préstamos sin intereses entre familiares

Consulta vinculante AEAT

Hechos:

Una abogada ha adquirido un local que va a afectar al ejercicio de su actividad profesional. Para financiar la adquisición ha suscrito con un hermano suyo un préstamo sin intereses, préstamo autoliquidado como exento por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)y Actos Jurídicos Documentados (AJD).

Pregunta:

¿Existe obligación de retener por parte de la abogada?

Respuesta:

Según el artículo 25.2 de la de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades (IS), sobre la Renta de No Residentes (IRNR) y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), incluye entre los rendimientos del capital mobiliario los “obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios”. Añadiendo en un segundo párrafo que “tienen esta consideración las contraprestaciones de todo tipo, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, como los intereses y cualquier otra forma de retribución pactada como remuneración por tal cesión, así como las derivadas de la transmisión, reembolso, amortización, canje o conversión de cualquier clase de activos representativos de la captación y utilización de capitales ajenos”.

En particular, tendrán esta consideración:

  1. Los rendimientos procedentes de cualquier instrumento de giro, incluso los originados por operaciones comerciales, a partir del momento en que se endose o transmita, salvo que el endoso o cesión se haga como pago de un crédito de proveedores o suministradores.
  2. La contraprestación, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, derivada de cuentas en toda clase de instituciones financieras, incluyendo las basadas en operaciones sobre activos financieros.
  3. Las rentas derivadas de operaciones de cesión temporal de activos financieros con pacto de recompra.
  4. Las rentas satisfechas por una entidad financiera, como consecuencia de la transmisión, cesión o transferencia, total o parcial, de un crédito titularidad de aquélla.

Además, el artículo 75.1.a) del Reglamento del IRPF, aprobado por el RD 439/2007, de 30 de marzo (BOE del día 31), establece los rendimientos del capital mobiliario sujetos a retención.

En el art. 94 se recoge que, con carácter general, las obligaciones de retener y de ingresar a cuenta nacerán en el momento de la exigibilidad de los rendimientos del capital mobiliario, dinerarios o en especie, sujetos a retención o ingreso a cuenta, respectivamente, o en el de su pago o entrega si es anterior.

En conclusión, cuando se trate de un préstamo entre familiares, no generador de rendimientos del capital mobiliario, no existirá obligación alguna de retención o ingreso a cuenta.

 

Marta Ujeda Bravo
Técnico Contable
Clarís Gestió i Documentació

 


¿Interesado en recibir más información al respecto? Haga clic aquí para inscribirse a nuestra newsletter.

SOLICITA TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO