Las consecuencias del “Brexit”, en el IVA

El 14 de noviembre los negociadores de la Unión Europea (UE) y del Reino Unido alcanzaron un acuerdo para la salida ordenada del Reino Unido de la UE (BREXIT), pendiente de su ratificación tanto por el Consejo y el Parlamento europeos como por el Parlamento británico.

El acuerdo de retirada contemplaba un período transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020, durante el que se seguiría aplicando la legislación comunitaria en el Reino Unido en relación al mercado interior, unión aduanera y las políticas comunitarias.

También se publicó el 14 de noviembre una declaración política que establece las bases de la relación futura, una vez finalizado dicho período transitorio

El 14 de febrero de 2019 el Parlamento británico, “tumbó” la propuesta presentada referente a dicha salida ordenada, estando por tanto pendiente la forma de la salida del Reino Unido de la UE de las negociaciones que se llevan a efecto, y de los acuerdos que se consigan.

El 29 de marzo de 2019, justo 2 años después de haber notificado con arreglo al art. 50 del Tratado de la UE, al Consejo Europeo su intención de retirarse, se hará efectiva la salida del Reino Unido de la UE, convirtiéndose a partir del 30 de marzo en un “tercer país”.

→Si el acuerdo de retirada fuera ratificado antes del 30 de marzo, la mayor parte de los efectos jurídicos del Brexit comenzarían el 1 de enero de 2021, es decir después de un periodo transitorio de 21 meses cuyas      condiciones figuran en el proyecto de acuerdo de la retirada.

En ausencia del acuerdo de retirada, no existirá periodo transitorio, y el Derecho de la Unión dejará de aplicarse al Reino Unido y en el territorio de éste a partir del 30 de marzo de 2019. Esta situación podría tener un efecto significativo en la organización y/o en flujos logísticos de los operadores económicos, por lo que resulta necesario evaluar dicho impacto y adelantar, en la medida de lo posible, las tramitaciones necesarias.

Las negociaciones entre la UE y el Reino Unido sobre las condiciones del acuerdo de retirada están aún en curso. Una vez hayan concluido las negociaciones, el acuerdo de retirada habrá de ser ratificado.

Pendientes de los resultados que resultaran de las negociaciones y acuerdos posibles, a continuación, se comentan los efectos que supondrían el abandono del Reino Unido del sistema común del IVA.

 

ENTREGAS DE BIENES

A) La salida de Reino Unido de la UE supone, entre otras cuestiones, que los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras.

Las mercancías que sean transportadas desde el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) al Reino Unido serán exportaciones y estarán exentas de IVA. Podrán estar sujetas a los correspondientes controles aduaneros, de conformidad con el reglamento nº 952/2013/UE, de 9 de octubre. En primer lugar, el exportador presentará las mercancías y una declaración previa a la salida en la aduana competente del lugar en el que esté establecido o en el que las mercancías se embalen o se carguen para la exportación. Las mercancías se presentan en la aduana de salida, la cual supervisará la salida física fuera del territorio aduanero de la UE.

B) Asimismo, en el caso de que los empresarios españoles efectúen entregas de bienes a particulares consumidores finales del Reino Unido, no será de aplicación el régimen de ventas a distancia, regulado en los apartados 3 a 6 del art. 68 de la Ley del IVA, y 33 a 35 de la Directiva Comunitaria 2006/112/UE. Se tratarán como exportaciones.

C) En el caso de la entrada de mercancías en el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) procedentes de Reino Unido, la liquidación del IVA en el momento de la importación por la Aduana.

Salvo que la empresa opte por el pago del IVA diferido (art. 211 de la Directiva 2006/112/UE, art. 167.2 Ley del IVA, así como arts. 74.1, Disposición adicional 8ª Reglamento del IVA y Disposición transitoria 2ª RD 1073/2014; casilla 77 del modelo 303). Para ello deberá presentar el IVA mensualmente. En el caso de que el periodo de declaración fuera trimestral, podrá cambiarse a mensual mediante la inscripción en el Registro de devolución mensual (REDEME). En este caso, la empresa quedará obligada al Suministro Inmediato de Información (SII).

La base imponible del IVA en la importación es el valor en aduana añadiendo los siguientes conceptos en cuanto no estén comprendidos en el mismo:

  1. Los impuestos, derechos, exacciones y demás gravámenes que se devenguen con motivo de la importación, salvo el IVA.
  2. Los gastos accesorios, como las comisiones y los gastos de embalaje, transporte y seguro que se produzcan hasta el primer lugar de destino de los bienes en el interior de la Comunidad.

Por otra parte, dado que las operaciones realizadas entre España y Reino Unido dejan de calificarse como intracomunitarias no deberán informarse a través de la declaración recapitulativa modelo 349.

 

PRESTACIONES DE SERVICIOS

Se aplicarán las reglas de localización previstas en los arts. 69 y 70 de nuestra Ley del IVA.

Dichas reglas regulan la regla de localización de prestaciones de servicios internacionales, no solamente las comunitarias, y además con independencia de donde se prestan materialmente los servicios.

→No obstante, teniendo en cuenta que el Reino Unido deja de pertenecer a la UE debe prestarse especial    atención a la regla de cierre, la regla de uso efectivo recogida en los arts. 59.bis de la Directiva Comunitaria 2006/112/UE, y el 70.2 de la LIVA, de tal forma que estarán sujetos al IVA español los servicios  enumerados en dicho artículo cuando se localicen en Reino Unido pero su utilización o explotación efectiva se realice en el territorio de aplicación del IVA español.

En efecto, cuando por aplicación de las reglas de localización, se entienda realizado el hecho imponible en la sede del destinatario, siendo este empresario o profesional, estando establecido fuera de la UE, y los servicios se consuman o utilicen en el territorio de aplicación del IVA, “se atrae” la tributación por el IVA a nuestro territorio, al margen de lo que resulte de la aplicación de las reglas de realización del hecho imponible. Siendo sujeto pasivo de la operación, el prestador de servicios, quien deberá repercutir el IVA al destinatario.

Los servicios a las que resulta de aplicación la regla de cierre, son:

Condición del destinatario Tipo de servicio
Empresario o profesional –        Cesiones de derechos de autor, patentes, licencias, marcas, fondo de comercio, exclusivas, derechos de propiedad industrial o intelectual.

–        Servicios publicitarios.

–        Servicio de asesoramiento, auditoría, ingeniería, abogacía,        consultores, expertos contables y fiscales, y otros análogos (excluidos los de los inmuebles).

–        Tratamiento de datos y suministro de información.

–        Traducción, corrección y composición de textos. Servicios de intérpretes.

–        Operaciones de seguro, reaseguro y capitalización y financieras.

–        Los de cesión de personal.

–        Doblaje de películas.

–        Arrendamiento de bienes muebles con excepción de los medios de transporte y contenedores.

–        La provisión de acceso a los sistemas de distribución de gas natural o electricidad, el transporte o transmisión de gas y electricidad a través de dichos sistemas, así como la prestación de otros servicios directamente relacionados con cualquiera de los servicios comprendidos en esta letra.

–        Las obligaciones de no prestar servicios de este apartado.

–        Los servicios prestados por vía electrónica.

–        Mediación en nombre y por cuenta ajena.

Empresario/profesional, o consumidor final –        Telecomunicaciones, de radiodifusión y de televisión.

–        Arrendamientos de medios de transporte.

 

Además, debe tenerse en cuenta que los Estados miembros podrán exigir la designación de un representante fiscal cuando el sujeto pasivo que presta los servicios está ubicado en un tercer país con el que no se prevea la cooperación administrativa y la asistencia en materia de cobro del IVA (art. 204 de la Directiva 2006/112/UE). A partir de la fecha de la retirada, este requisito se podrá aplicar a los sujetos pasivos establecidos en el Reino Unido.

 

NIF-IVA Y MODELO 349

Dado que las operaciones realizadas entre España y Reino Unido dejan de calificarse como intracomunitarias no deberán informarse a través de la declaración recapitulativa modelo 349.

Las empresas españolas que realicen operaciones con Reino Unido tampoco tendrán la obligación de identificarse mediante NIF-IVA.

En el caso de realizar operaciones aduaneras (importaciones o exportaciones), deberán disponer de un nº EORI.

 

REPRESENTANTE FISCAL

Por causa de pasar a tener la consideración de un país tercero, los empresarios establecidos en Reino Unido que realicen operaciones sujetas al IVA en Península y Baleares, deben nombrar un representante a efectos del cumplimiento de las obligaciones impuestas en la Ley 37/1992, del IVA, salvo que existan con Reino Unido instrumentos de asistencia mutua análogos a los instituidos en la Comunidad (art. 164.1.7º LIVA).

 

RÉGIMEN ESPECIAL DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE TELECOMUNICACIONES, DE RADIODIFUSIÓN Y TV O ELECTRÓNICOS (MOSS)

Los empresarios establecidos en el Reino Unido que apliquen el régimen de Mini One-Stop Shop (MOSS) para las prestaciones de servicios de telecomunicaciones, radiodifusión y electrónicos a particulares residentes en la Unión Europea, deberán cambiar su identificación MOSS y registrarse en un Estado miembro en el régimen de no establecidos en la Unión.

Igual deberá ocurrir con los sujetos pasivos establecidos en un tercer país, y que estuvieran identificados en el Reino Unido a efectos de la mini ventanilla única: deberán trasladar su identificación a efectos de la mini ventanilla única a un Estado miembro de los 27.

Los empresarios identificados en alguno de los 27 Estados miembros incluirán en las declaraciones de IVA MOSS para el 1er trimestre de 2019 los servicios prestados en el Reino Unido hasta la fecha de salida. Para los servicios prestados durante el periodo 1er trimestre de 2019, el Reino Unido se sigue considerando Estado miembro de consumo. Así pues, las declaraciones de IVA de mini ventanilla única para el 1er trimestre de 2019, deberán incluir los servicios prestados en el Reino Unido hasta la fecha de la retirada, aunque las declaraciones se presenten después de la retirada.

 

DEVOLUCIÓN IVA NO ESTABLECIDOS

La legislación de la UE sobre el IVA establece regímenes distintos para las devoluciones del IVA a sujetos pasivos no establecidos en el Estado miembro en el que han soportado el IVA.

Los empresarios establecidos en el Reino Unido que adquieran mercancías y servicios en el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) y deseen solicitar la devolución del IVA soportado, ya no podrán presentar su solicitud por vía electrónica, de conformidad con la Directiva 2008/9/CE del Consejo, y tendrán que hacerlo con arreglo a la Directiva 86/560/CEE del Consejo (de 17/11/1986, 13ª directiva del IVA).

Regulado por nuestro art. 119.bis de la Ley del IVA, las devoluciones a empresarios o profesionales establecidos fuera de la Comunidad Europea, están sujetas a las condiciones siguientes:

  1. Los solicitantes deben nombrar con carácter previo un representante residente en el territorio de aplicación del IVA español que ha de cumplir las obligaciones formales o de procedimiento correspondientes y que responderá solidariamente con aquellos en los casos de devolución improcedente. La Hacienda Pública puede exigir a dicho representante caución suficiente a estos efectos.
  2. Dichos solicitantes deben estar establecidos en un Estado en que exista reciprocidad de trato a favor de los empresarios o profesionales establecidos en el territorio de aplicación del IVA español, Canarias, Ceuta y Melilla.

El reconocimiento de la reciprocidad de trato se efectúa por Resolución del Director General de Tributos, siendo el contenido de cada una de ellas el que determine el alcance del acuerdo en cada caso.

Actualmente, España tiene reconocimiento de reciprocidad con los siguientes países:

  • Canadá: resolución de 16 de mayo de 1994.
  • Israel: resolución de 23 de enero de 2006.
  • Japón: resolución de 10 de septiembre de 1996.
  • Mónaco: resolución de 24 de marzo de 1994. No obstante, conviene recordar que las operaciones efectuadas con el Principado de Mónaco tendrán la misma consideración que las realizadas con Francia, tal y como delimita el art. 3. 3 de la LIVA.
  • Noruega: resolución de 28 de enero de 2010.
  • Suiza: resolución de 23 de septiembre de 1996.

Para sujetos pasivos establecidos fuera de esos territorios, no caben devoluciones de cuotas soportadas.

Por tanto, para que los empresarios establecidos en el Reino Unido (caso de confirmarse la salida no ordenada de la UE), no podrán recuperar las cuotas de IVA que soporten en el territorio de aplicación del Impuesto, salvo que fuera reconocido posteriormente el trato de reciprocidad en materia de IVA a favor de empresarios establecidos en el territorio de aplicación del IVA español, Canarias, Ceuta y Melilla.

Por excepción, los empresarios o profesionales establecidos fuera de la UE, podrán obtener la devolución de cuotas soportadas con ocasión de la adquisición de los siguientes bienes y servicios:

  1. Plantillas, moldes y equipos adquiridos o importados para ser utilizados en la fabricación de bienes que sean exportados con destino al empresario o profesional no establecidos o destruidos.
  2. Servicios de acceso, hostelería, restauración y transporte vinculados con la asistencia a ferias, congresos y exposiciones de carácter comercial o  profesional que se celebren en el territorio de aplicación del Impuesto (Península e Islas Baleares).
  3. Bienes y servicios destinados a la prestación de los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión o de televisión y electrónicos por empresarios que apliquen la MOSS.

La solicitud se efectúa por vía electrónica, modelo 361.

Con carácter previo a la presentación de la solicitud han de remitirse al órgano competente de la AEAT, por correo certificado, los siguientes documentos:

  1. Certificación, expedida por las autoridades competentes del Estado donde esté establecido el solicitante, en la que se acredite que realiza en el mismo, actividades empresariales o profesionales sujetas al IVA o a un tributo análogo durante el período al que se refiera la solicitud.
  2. Poder de representación original otorgado ante fedatario público a favor de un representante que sea residente.
  3. Por todo ello, los sujetos pasivos establecidos en el Reino Unido que soliciten devoluciones a un estado Miembro de la UE a partir de la fecha de la retirada, sus solicitudes habrán de ajustarse a las normas señaladas de procedimiento de la UE aplicable a sujetos pasivos establecidos fuera de la UE.

Asimismo, los sujetos pasivos establecidos en cualquiera de los 27 Estados Miembros de la UE, que soliciten devoluciones de IVA al Reino Unido, tendrán derecho a la devolución para el periodo que finaliza el día anterior a la fecha de la retirada (hasta el 29 de marzo, inclusive). En la actualidad, no existe certeza sobre el futuro régimen británico para las devoluciones de IVA a sujetos pasivos establecidos fuera del Reino Unido. Por tanto, sería recomendable estudiar la posibilidad de solicitar devoluciones al Reino Unido mientras siga siendo estado miembro, siempre que se cumplan las condiciones establecidas por la Directiva 2008/9/UE (y nuestro art. 119 de la ley del IVA).

 

Quim Alastuey Parlade
Socio Área Fiscal Contable
Clarís Gestió i Documentació

 

¿Interesado en recibir más información al respecto? Haga clic aquí para inscribirse a nuestra newsletter.

SOLICITA TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO