Los socios minoritarios pueden separarse de la sociedad cuando la misma decida no distribuir dividendos

Desde el pasado 1 de enero de 2017 (fecha en la que fue levantada la suspensión que pendía sobre el art. 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital), las sociedades constituidas hace más de 5 años que acuerden no distribuir dividendos o distribuir menos de un tercio de los beneficios obtenidos en el ejercicio social, correrán el riesgo de que los socios minoritarios que no hayan votado a favor puedan separarse y obligar a la Sociedad a que adquiera sus acciones/participaciones sociales por el valor razonable determinado (en defecto de acuerdo) por un experto independiente designada por el Registro Mercantil. El plazo para ejercitar este derecho de separación es de un mes desde la celebración de la Junta General que acuerde la no distribución de beneficios y únicamente podrá ser renunciado por acuerdo unánime de todos los socios o cuando el acuerdo haya sido adoptado con expreso consentimiento del socio minoritario. Este derecho puede ser ejercido en relación con las Juntas Generales que celebradas a partir del 1 de enero de este año y es aplicable tanto a S.L. como a S.A., salvo que se trate de sociedades cotizadas o sociedades laborales en las que no es posible ejercitarlo.

Para cualquier consulta o aclaración pueden contactar con qalastuey@clarisgestio.com.

Evita que el Covid-19 consuma tu tesorería a corto plazo.

Te ayudamos a realizar un plan de tesorería para tu empresa.